By Luigi Martini y el International Creative Team de Sensus – Photographed by Nima Benati

Stardust es la nueva colección creada por el Director Artístico Luigi Martini y el Creative Team de Sens.ùs. Un estupendo y ecléctico viaje hacia el futuro. Una colección hecha de looks icónicos con nuevos códigos estéticos, en la que se combinan y se amalgaman contrastes de mujeres con vagos recuerdos de culturas y tradiciones antiguas con nuevas imágenes de feminidad, frágiles y sensibles, que exaltan al máximo el concepto de pureza y delicadeza.

Stardust es creatividad e innovación, inspiración y contaminación; una colección en la que Luigi Martini y su Team han creado técnicas avanzadas de corte y color, que pueden transmitirse fácilmente al hairstyle. Stardust es sin duda el punto más avanzando de la tendencia Moda Sens.ùs

Stardust

El poder de sorprender

Imaginemos que nos encontramos en una era postatómica fantasmal, algo al estilo de Los juegos del hambre o Elysium, donde los habitantes, descendientes de dos etnias distintas, viven una realidad tecnológicamente avanzada en la que se mezclan vagos recuerdos de antiguas tradiciones al legado de su presente.

En el mundo de STARDUST hay dos tipos de mujeres representantes con dos nombres distintos: CARAVANSARY y PURENESS.

Las mujeres CARAVANSARY son nómadas, muy cercanas a la naturaleza, expresión de un estilo de vida no convencional. Espíritus libres que visten mezclas de prendas tomadas de lo que consiguen hallar, creando fuertes contrastes entre lo viejo y lo nuevo, elementos futuristas combinados con estampados africanos. El segundo mood, PURENESS, representa a las mujeres ricas, frías y sin emoción, inmersas en una sociedad colmena.

Aquí, el look es decididamente más minimalista si bien con códigos diferentes respecto a los de nuestra época; y por tanto rarezas y detalles refinados e inusuales en outfits impecablemente total white.

Caravansary

Contaminaciones culturales

El mood Caravansary es una encrucijada entre distintas culturas. Las mujeres de este mood, nómadas, vinculadas a las tradiciones y los temas del viajar y de la libertad, tienden fuertemente a ser espíritus libres.

La moda Caravansary en las pasarelas dirige la mirada hacia la realidad y explora los aspectos mejores de la contaminación entre África y Asia. Todo esto reelaborado no con imágenes de tarjetas holográficas coloniales sino con el deseo de resaltar y glorificar las distintas facetas de dichas culturas.

Los vestidos son ligeros y complejos, elaborados con preciosos bordados de pequeñas perlas, decoraciones de piel grabada y pinturas hechas a mano. Un efecto África tribal-chic, traducido con gran modernidad, donde la paleta de tejidos empieza por tonos arena y termina en colores más encendidos.

El terciopelo, los encajes y el chifón evocan las atmósferas del desierto, y el romanticismo se integra con un cierto espíritu bohemio. Las casas que mejor han interpretado esta macrotendencia son sin duda Valentino, Alexander Wang y Christopher Kane.

En la moda del cabello, los cortes son fuertes y desestructurados, caracterizados por contrastes de rapadura y desconexiones.

Los flequillos son un must have absoluto para la mujer Caravansary y se presentan en versión tanto neta como hipercorta. Un papel importante lo desempeñan los peinados que lo apuestan todo a un trabajo minucioso de tramas y entrelazados.

Los matices de referencia son los colores cálidos que van de los castaños a los rubios, pasando por los cobre claros. Las tonalidades de los colores de fantasía más cool son sin duda el papaya, el mostaza y el coral. La introducción de estos colores se realiza siempre con efecto raíz.

Pureness

El sentido del blanco

Vestidos simplificados al máximo que dan vida a una nueva imagen de feminidad, frágil y sensible, pero al mismo tiempo fuerte y determinada. Se exalta al máximo el concepto de la pureza combinado con el de la delicadeza. Para el próximo verano dominan las transparencias de vestidos etéreos, leves encrespados y detalles sensuales que dan vida a esta macrotendencia all-white. El beauty para el mood Pureness juega con los make ups de efecto nude look.

Pieles sumamente limpias y labios brillantes que se combinan con inserciones de líneas gráficas blancas en torno a los ojos. Los estilistas que mejor han interpretado este mood son sin duda Dior, Givenchy, Alberta Ferretti, Balenciaga y Vionnet. La moda del cabello Pureness presenta líneas con cortes cortos y medianos sumamente gráficos. Formas decididas y volúmenes pequeños, líneas netas alternadas a desconexiones para un contraste geométrico experimental. Se introduce el sentido del minimalismo, donde los escalados son esenciales y los flequillos o mechones se acompañan con volúmenes desalineados frontalmente.

Los matices de color del cabello de la mujer Pureness buscan representar sensaciones de frescura con un toque ecléctico de acidez. Tanto rubio en tonalidades frías, blancos puros con inserciones de color pastel, colores blocking más oscuros con efectos gráficos 3D, ilusiones ópticas decididamente experimentales. Las tonalidades de los colores fantasía más cool para este mood son sin duda el white, el Sci fi Blu, el aguamarina, el serenity y el purple aluminium. Las inserciones de estos colores se concentran siempre como detalles para valorizar la línea del corte.

Artistic Director: Luigi Martini
Photographer: Nima Benati
Creative Director: Gian Enrico Barbagli
Hair Concept: Luigi Martini and International Creative Team
Hair stylists: Luigi Martini, Chiara Pirrone, Chiara Bonacina, Jude Rizzo, Mayla Fabbriciani, Enrico Franci
Technical Team: Giacomo Zanelli, Stefano Gagnoli
Stylist: Fabio Mercurio @ HM Battaglia
Make up Artist: Michele Guandalini
Nails Arstist: Eva Bani and Marta Guerrini
Technical Photographer: Anna Cuzzolin
Scenographer: Chiara Guadagnini
Graphics: Sandro Barbagli
Location: G.F.A. Oriano Baraccani, Sansepolcro